Escuchar, Obedecer y Confiar

Hoy reflexionamos y celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén dando inicio a la semana mayor de nuestra fe.Siempre que leemos esta lectura ponemos el foco de atención en las palmas y en la gente que salió al encuentro Señor gritando: ¡Hossana, bendito el que viene en el nombre del Señor!, Para mi, este día siempre me recuerda a los discípulos de Jesús, en especial a los dos a quienes Jesús les hace este encargo: “Vosotros dos, id al pueblo que está delante y encontraréis una burra atada con un burrito joven. Vosotros coged los burros y traedlos aquí. Si alguna persona os pregunta porqué cogéis los burros, vosotros respondéis: ‘El Señor Jesús necesita los burros y después los devolverá.”Para que Jesús pueda entrar triunfal a Jerusalén necesita de la colaboración de sus discípulos, en concreto de estos dos, a quienes les da una instrucción y es gracias a ellos y a su respuesta que el Señor puede ser reconocido públicamente con alabanzas.La acción de los discípulos está basada en 3 actitudes que nos viene bien recordar: Escuchar, Obedecer y Confiar.

  1. Escuchar: Si no escuchamos su voz, sino buscamos estar cerca de Él, no podemos llamarnos discípulos suyos. La escritura dice que la fé viene por escuchar su palabra. Y en estos tiempos necesitamos fe, muchísima fe. Por eso debemos buscar al Señor y escuchar su voz. Preguntarle, Señor, ¿qué quieras hacer con todo esto? ¿Cómo puedo ayudar a que entres con autoridad a vivir tu pasión en la vida de mis hermanos? ¿En cuál de mis hermanos quieres entrar triunfal en su vida?.
  2. Obedecer: Si nos atrevemos a escucharle y si el Señor ordena algo, no nos queda más que obedecer. Creo que en estos tiempos de confinamiento Jesús está hablando alto y claro y estoy convencido de que está dando instrucciones, inspirando sus pastores y a su pueblo a hacer cosas novedosas para estar cerca de su pueblo y obrar en él.
  3. Confiar. La obediencia es fruto de la confianza en el Señor. Imaginaros por un momento la cara y pensamientos de los discípulos en Betfagé con tal situación… “Tenemos que ir a un sitio que no conocemos, a hablar con alguien con quien nunca hemos hemos hablado, para pedir prestados un burra una burra y su pollino que no sabemos si están ahí… pero CONFIAMOS EN QUE TODA PALABRA DEL SEÑOR, ES VERDADERA… Y COMO CONFÍAMOS EN ÉL, PODEMOS OBEDECER SABIENDO QUE ÉL LO TIENE TODO PREPARADO. EL SEÑOR, ESTÁ BAJO CONTROL.

Estos tiempos de pandemia global, nos recuerda que ante la adversidad y enfermedad debemos actuar como estos discípulos que escuchan, obedecen y confían en su Señor. En estos días corren muchas noticias, mucha información, muchas fakesnews absorbiendo nuestra atención y podemos olvidar que debemos ESCUCHAR y buscar la voz del Señor, en la oración y en su palabra. Nos piden nuestros obispos y autoridades que nos quedemos en casa para preservar la salud del pueblo de Dios y aunque nos cueste debemos OBEDECER y quedarnos en casa por caridad con nuestro prójimo. Aunque nos cueste y duela no participar de los actos de semana santa o cualquier otra actividad pastoral.Y por último, debemos confiar. El profeta Jeremías dice “Dichoso el que confía en el Señor, pues no será defraudado (Jeremías. 17,7). Podemos confiar plenamente en Dios, Él siempre tiene la última palabra y sea la tormenta que estemos viviendo en medio de la pandemia, podemos acercarnos a su presencia y descansar en Él.

“Bendito el que viene en el nombre del Señor»

Feliz Domingo de Ramos

Roberto Vega

5 de Abril 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up